jefes vs coaching

Jefes vs coaching. Coaching para profesionales

Jefes vs Coaching. Todos y todas hemos tenido un jefe o jefa canalla, de esos que se creen pequeños reyes absolutistas o que no creen que sus empleados deban pensar por sí mismos. Quizá si vieran más allá de su ego, se darían cuenta que, otorgar recursos y maniobrabilidad a sus trabajadores les permitiría delegar responsabilidades en dichos empleados. Esto le permitiría no tener que cargar con demasiados “quehaceres” y que sus empleados fueran personas más realizadas laboralmente y más felices también, ¿Por qué no decirlo?

Pero no, nos engañemos, es difícil que eso pase, aunque estemos en pleno siglo XXI y el sentido común o el coaching digan lo contrario. Estos “responsables” no creen que haya nadie que pueda hacer nada mejor que ellos mismos.

Hay honrosas excepciones, claro. En España también tenemos empresas y responsables de las mismas, que realmente viven y trabajan en el siglo XXI. Si tienes la suerte de trabajar en una de ellas, te doy mi más sincera ¡enhorabuena!

Realmente, si te contratan en una de estas empresas modernas, es algo bueno para ti. Lo es porque van a confiar en ti y si eres bueno en algo te van a dar responsabilidades en esas tareas, en fin, lo que debería de ser lo normal en este siglo.

¿Qué es lo que aporta el coaching en las empresas?

El coaching aporta claridad de ideas, en todos los ámbitos en los que se aplique. En nuestra vida personal, por ejemplo, puede aportarnos cualquier cosa que queramos, cualquier objetivo, ya sea gestionar mejor nuestro tiempo, incorporar el deporte a nuestras vidas y un largo etcétera.

En el entorno laboral también aporta claridad, en este caso, entendemos por claridad, diversificar. Es decir, dividir el trabajo de coaching según los departamentos que tenga la empresa. Por ejemplo, trabajaremos diferentes objetivos con un grupo humano que trabaje en el departamento de compras que con aquellos que trabajen en el departamento de ventas. Dentro de cada departamento trabajaremos específicamente con los gerentes del mismo, puesto que tienen que asumir mayor responsabilidad que sus trabajadores y, también, tienen que saber delegar para que estos tengan posibilidades reales de avanzar laboralmente. Luego, debemos de trabajar, como coaches, con cada trabajador enfocando sus objetivos al entorno laboral, pero, no podemos olvidar, que somos personas y cómo tal, pensamos y sentimos de manera individual. ¿Qué es lo que quieres conseguir en este trabajo? y en este departamento ¿Qué quieres tú? Saber qué es lo que quiere la empresa de ti también es fundamental, para saber si ambas cosas están en sintonía.

En resumen, si un jefe trata a sus empleados cómo “borregos”, eso es lo que tendrá, sin embargo, si les da la posibilidad de pensar y crecer, seguro que crecerán, florecerán y la economía de toda la empresa, crecerá con ellos.

Add A Comment