coaching post covid-19

Coaching post Covid-19

Cuando empezó el presente año 2020, nadie alcanzaba a imaginar lo que se nos venía encima. Todos habíamos oído hablar de “la peste” o de la mal llamada “gripe española”, pero a todos nos sonaba a cosas del pasado, algo de otra época.

¿Pandemias a mí?

Pero aquí estamos, después de más de dos meses de confinamiento, con más de 20.000 fallecidos a nuestras espaldas y con una crisis económica brutal que se ha llevado, quizá para no volver, los puestos de trabajo de miles de españoles.

Aún quedan varias fases de la “desescalada” y muchos días para acercarnos a algo parecido a la normalidad, pero, voy a pediros un esfuerzo de visualización, vamos a ponernos en finales del presente año, o principios del 2021, cuando este virus ya no dirija nuestro día a día, cuando tengamos, quizá, una vacuna, cuando podamos salir a la calle a cualquier hora y todas las tiendas, restaurantes y playas estén abiertos, quizá con restricciones en el aforo o en la distancia social, pero abiertos.

Te voy a pedir que cierres los ojos, que respires hondo y que te digas a ti mismo: ¿Qué ves?, ¿Qué sientes? Quizás sientas algo parecido a la calma, a la esperanza. Yo visualizo luz, una luz color verde intenso y de fondo una playa. Me veo a mí mismo en esa playa, con mi familia. Si no pierdo el foco, la concentración, me veo riendo, feliz por ver que todo ha pasado, que mi familia está sana; si sigo profundizando en ese momento, incluso alcanzo a sentir eso que llaman “el descanso del guerrero”.

No sé cuál habrá sido el resultado de vuestras visualizaciones, pero apostaría a que no difieren mucho, al menos desde el punto de vista emocional, de mi propia visualización. El Covid-19 ha sido, está siendo, el enemigo más poderoso al que nos hemos tenido que enfrentar muchos de nosotros en nuestra vida.

Ansiedad por lo que va a pasar, incertidumbre por si pierdes o no el trabajo, por no saber si estás contagiado, miedo intenso porque nuestros padres o abuelos puedan contagiarse. Todo esto pasa factura, no sólo económica, sino también emocional. Muchos de nosotros vamos a necesitar un psicólogo para tratar la ansiedad que estamos sintiendo ahora y algunos para tratar el duelo tras perder a un ser querido. Para todas las demás personas que quieran avanzar en los planes que engulló el Covid-19, o las que quieren poner en marcha su propio negocio y necesiten luz para empoderarse en su camino hacia el éxito. Para todos ellos, existe el coaching.

Al empezar un proceso de coaching pondremos en relieve cuál es nuestro objetivo principal, y también, nuestros objetivos para cada sesión, así, paso a paso y de la mano de la brújula de nuestro coach, subiremos la escalera hacia el éxito sin tanto esfuerzo cómo nos parece ahora desde el primer peldaño. El éxito para todos es que este mal sueño llamado Covid-19, anteriormente conocido como “coronavirus” deje de estar tan presente y nos deje vivir, reírnos, besarnos, querernos y amarnos como hasta ahora lo habíamos hecho. Hasta entonces, sólo puedo desearos mucha suerte y mucho ánimo.

¡Saldremos de ésta, seguro!

Add A Comment